martes, 29 de junio de 2010

Pixar


Como fanático de la animación, una de mis intenciones es fastidiarlos con una gran cantidad de opiniones referentes a este tipo de arte. Tiene sentido que empiece por la mejor compañía cinematográfica de animación generada por computadora que existe.

(favor de leer toda la entrada antes de opinar)



Tardé en ver el estreno de Toy Story 3 porque me encontraba de vacaciones durante su estreno, así que al regresar mi prioridad fue ir al cine y comprar un boleto para ver la función en macro-pantalla 3D.

Inmediatamente después voy a dulcería para comprar nachos y la tradicional soda.
Una Coca Cola por favor- le digo a la vendedora.
¿Tamaño Jumbo? – me pregunta.

Según yo, no había nada más grande que “Grande”, me informa que es una nueva medida.
En un instante, me muestra un vaso de mayor tamaño que mi cabeza, me deja perplejo con la titánica muestra de consumismo exagerado al que hemos llegado. Rechazo amablemente su oferta y espero a que termine de cobrar, considero (por mera curiosidad) preguntarle el precio de la absurdamente grande bebida, pero si el tamaño me impresionó, seguro el precio me haría vomitar.
Veo a unos niños a mi derecha, delgados y saludables, pero con uno de esos vasos jumbo, sudado y rebosante de ese dañino líquido al que somos adictos.

Le pregunto a la vendedora cómo es posible que alguien pueda beberse un vaso “Jumbo” sin orinar durante las dos horas de la película. Ella me responde – No puedes, tienes que salir al baño.

Alegre (porque la trabajadora me había dado indirectamente la razón en que la compañía promueve planes de venta absurdos que entorpecen la experiencia de visitar el cine) me marché a ver la película que tanto estaba esperando.

Entro a la sala y veo que mi lugar favorito está disponible, la quinta fila de enfrente. La mayoría de la gente se queja de esos asientos, prefieren sentarse más atrás y conseguir una imagen completa sin tener que girar la cabeza, justo por eso prefiero ese lugar, nunca hay alguien a mi lado, soy dueño de mi espacio.

Empiezan los comerciales, primero los de Coca Cola, porque en efecto “Siempre Coca Cola”. Mientras ignoro la pantalla tengo un horrible recuerdo, Shrek 3”.

¿Qué demonios estaba haciendo yendo a ver Toy Story 3? Terminaría en la misma desgracia que el ogro verde favorito de… muchos.
Es decir, sí, es Pixar, la mejor compañía cinematográfica animada, posiblemente la mejor compañía cinematográfica en general, pero seguía siendo un “3”.

Toy Story 1 fue una de las experiencias más asombrosas de mi niñez, primer largometraje animado realizado completamente por imágenes generadas por computadora. En aquel entonces no me di cuenta y seguramente dije que lo que me apantalló fue la tecnología empleada en su época. Pero en lo profundo, y sin saberlo, lo que realmente me enamoró fue la perfección del guión, una historia tan bien estructurada, tan balanceada en sus proporciones de comedia, drama y tragedia, que logró hacerme sentir verdadero interés por el destino de unos juguetes de plástico.

Mientras crecía con Pixar descubrí, que en efecto, sus guiones eran lo mejor, incluso más que sus herramientas de vanguardia. Es una compañía sin malas películas, siendo posiblemente Toy Story y WALL-E la mejores. Es verdad que no a todos les van a gustar, pero la calidad en cada pequeño detalle es innegable y aunque a alguien no le guste alguna de ellas, su excelencia sigue siendo notable. Muy por encima de los chistes fáciles que utiliza su competencia. Competencia llena de clichés y estereotipos que se debieron acabar hace décadas, no necesariamente malas películas, muchas incluso muy buenas, pero kilómetros atrás de Pixar.

Aún siendo una compañía tan buena, no podía dejar de pensar en toy Story 2. Sí, buena película, pero muy por detrás de la primera parte. Obviamente era técnicamente superior a la primera parte, pero eso no es mérito, es un proceso natural, no había gran reconocimiento por ello. El guión seguía siendo bueno, con la misma excelente estructura, pero no la mitad de impactante de Toy Story 1, no la mitad de emocionante, no la mitad de dramático o trágico. Con sus buenos momentos y sus buenos musicales, pero para nada como en la primera.

Ahora que me encontraba en el cine, aún ignorando los comerciales, no podía evitar augurar una tercera parte que seguramente no llegaría a ser más que una película entretenida. Pero una buena película a final de cuentas.

De repente, salgo de mi estado de introspección y regreso al mundo real, ¿la causa?, empieza el tradicional corto animado que Pixar muestra al principio de cada película. Pixar siempre crea algún corto creativo, profundo y técnicamente impresionante, pero en esta ocasión me dejó más impresionado que nunca. No les describiré específicamente lo que sucede, pero utiliza el 3D de la forma más creativa e inteligente que jamás haya visto, con una calidad artística (si existe tal cosa), una sincronía y una originalidad cuyo mensaje técnico hace evidente “Esto se puede hacer en 3D, para esto existe el 3D, el 3D no se volverá a ir”.

Respecto al guión, igual de bueno que su uso de la nueva tecnología, casi sin utilizar palabras (también como es tradicional en los cortos de Pixar), pero con una moraleja por primera vez explicada oralmente al final del video. Aparentemente, una moraleja clásica sobre aceptar las diferencias y no tenerle miedo a lo nuevo. Pero no puedo evitar pensar que se refería a los escépticos del 3D, tema que seguro trataré en un futuro cercano.

Después de tan maravilloso corto animado, ya no me importaba si la película no era muy buena, esos pocos minutos de magnificencia habían valido la pena y me enorgullece decir que los pude apreciar de verdad.

Pero la película tenía que empezar… y empezó, 3 minutos y me estaba decepcionando, realmente creí que caería en la misma mediocridad de Shrek 2, o en la desgracia de Shrek 3. Pero sólo me estaba engañando, un par de minutos más y me demuestran el verdadero giro de la película.

Sé que los he hecho leer mucho como para no entrar en detalles pero, no les voy a arruinar la historia. Toy Story 3 no sólo es mejor que Toy Story 2, es casi tan buena como lo fue la primera, siendo una historia, que si bien no era necesaria, se siente como un verdadero final para la franquicia, un final que te deja profundamente satisfecho, con un guión pulido como diamante, sin momentos que no funcionan. Dándole a los niños chistes… graciositos, pero no de los que ofenden al público adulto por su simpleza y carestía imaginativa, no de los que hacen que los niños se rían de compromiso, sino chistes visuales creativos y originales, frescos y divertidos. A la vez, dándole a los adultos una historia interesante, profunda y emocional, algunos podrían considerarla repetida ya que, en cierta forma, el objetivo es similar al de las dos primeras partes. Pero es el final de una historia que intenta retomar lo que aprendieron los personajes en el pasado para aplicarlo en el presente, de ahí la necesidad de que la meta para los personajes sea similar. Llegando a un final donde todo cuadra a la perfección, fotografía, dirección de cámaras, guión y animación, todo se une para formar un final sentimental que Toy Story 2 no logró al mismo nivel.

Sólo hay un detalle del que me quejo, la omisión de un personaje fundamental, entiendo perfectamente los motivos narrativos por los que se tomó esa decisión. Pero es frustrante la falta de explicación durante la película, sin embargo, aplaudo que se hayan mantenido firmes en su decisión y no hayan regalado una aparición estelar “milagrosa” al final.

Toy Story 3 es una película realmente hermosa, superó mis expectativas ampliamente, tuvo éxito en esa tercera parte donde prácticamente todos fallan.

Vuelve a demostrar porque es el líder de la animación generada por computadora, toma decisiones arriesgadas con sus guiones, historias originales que aparentemente no venderían bien, como WALL-E, UP o Monsters Inc. No nos da esos chistes o tramas fáciles que el público cree que quiere ver, porque es lo mismo que ha visto siempre, porque es fácil y superficial. Nos da verdaderas historias que, aunque dirigidas para niños, los adultos pueden disfrutar incluso más, sin necesidad (como otros) de caer en el doble sentido, sino con la pura calidad de una historia bien escrita, de una inmensa cantidad de moralejas que se dan de forma natural, a través de la historia, evidentes sólo para el que decide verlas y que ayudan integralmente al desarrollo de la historia en lugar de hacerlas sentir forzadas.

Sin necesidad de caer en tendencias narrativas actuales, pixar demuestra que una buena historia no necesita personajes de moda, chistes fáciles, animales tiernos o controversia para lograr despertar el interés de la audiencia que ha perdido tanto su capacidad de concentración.


Es decir, quién más sino pixar puede tomar una historia tan aparentemente absurda como juguetes que hablan, y hacer que los adultos suelten una lágrima.



Eso es todo.
Gracias por leer.

9 comentarios:

Augusto dijo...

¡EXCELENTE reseña para una excelente película! Fue un placer leerte.

Anónimo dijo...

personalmente no la mire en 3D por el simple hecho k no es lo mismo pagar 100 pesos (uno y la novia) + las palomitas de la novia ... XD

ke 200 + las palomitas... dira... ke lo vale ke la neta no digo ke no... pero se me hace ABSURDO LOS PRECIOS

para ke me pasen una pelicula en SEMI-3D.. (porke ni las instalaciones ni la tecnologia ke usan en cinepolis o similares es la ke deveria por el presio)....

igual la pelicula es una joya por la historia no por 3 o 4 esenas ke se ven maniakas

Anónimo dijo...

No tenia intenciones de ver refrito infantil parte 3 .... pero con tu reseña estoy casi convencido de la posibilidad de ver la pelicula en el cine. (casi).

Buena entrada !!!

yukime ichihara dijo...

me gusto mucho la resenia, y confirmo mis ganas de verla!
lo malo de ir al cine en 3D es el precio increiblemente caro, y que al final te quitan los lentes >.>
pago tanto para que me los quiten?
bueno, he oido de mucha gente que termino llorando

Anónimo dijo...

me encanto la reseña,m encanto la peli : D

Shadowcat dijo...

pues yo llore como nenita...que raro, soy nena XD peor definitivamente, un cierre bueno

Shadowcat dijo...

*pero

IMBECIL dijo...

A mi gusto esta al nivel de la primera, ademas el pequeño telefono me recordo a mi infancia ;_;

JuanStar dijo...

Solo quiero comentar que es excelente tu reseña, y comentar mi opinión.
Trabaje en un multivideo hace años, y ahi fue el mejor trabajo de mi vida, me pagaban (para ayudarme a pagar la universidad)por estar entre amigos (era requisito estar estudiando), viendo estrenos cada mes, rentas gratis por semana y dar mi opinion o recomendacion de peliculas a los clientes.
Y para mi una de mis mejores peliculas es esta toy story, ahora que tengo mis hijos fuimos a verla al cine y no saben como estabamos esperando el estreno, ya que las anteriores las ven muy seguido en dvd.
Antes de verla escuche en foros de personas que la habian visto y comentaban que el final era el mejor, y efectivamente asi fue, un excelente final del cual volteabas a ver y nadie queria salir, no se si por las escenas chuscas que presentan al final o que en realidad estaban esperando como yo a tranquilizarse un poco por haber llorado con ese final estupendo.